Llega el verano y el principal temor que nos invade cada año es el daño que pueda ejercer el sol sobre nuestra piel y la de los nuestros, sobre todo la de los más pequeños. Y es que, aunque nuestros cuerpos están especialmente diseñados para aprovechar el sol, un exceso de sus radiaciones puede producir ciertos y peligrosos males, entre ellos, el cáncer de piel.

La luz solar, en su justa medida, ayuda a mantener nuestros patrones de sueño equilibrados para que podamos permanecer despiertos durante el día y dormir profundamente por la noche. Tomar muy poco sol, cosa que es habitual durante los meses de invierno y en países del norte, puede tener efectos depresivos en algunas personas, depresión conocida por el nombre de trastorno afectivo estacional.

La luz solar ayuda a producir vitamina D, que es necesaria para la función normal de los huesos y un buen mantenimiento de la salud en general. Para aquellas personas que por fuerza mayor o propia iniciativa viven sin tomar las horas mínimas de sol, la ingesta de un complemento vitamínico, como Vitamina D3 de Soria Natural, potenciará el paso de provitamina D a vitamina D en sustitución de la labor que la incidencia de los rayos del sol efectúa en la piel.

El exceso de sol sobre nuestra piel

Como hemos comentado, el exceso de sol sobre nuestra piel puede producir enfermedades, principalmente el cáncer. Para saber de qué debemos protegernos, hay que entender que la luz solar viaja hasta la Tierra en una mezcla indefinida de rayos u ondas visibles e invisibles, en las que las ondas largas, ondas de radio, son inofensivas para las personas. Pero en contraposición, las ondas más cortas, la luz ultravioleta (UV), sí que pueden causarnos problemas más o menos graves, dependiendo del tiempo de exposición y la intensidad de estas.

Demasiada exposición a los rayos UVB, que así se llaman los más cortos, puede producir quemaduras. Los rayos UVA, los más largos, por el contrario, pueden penetrar la piel más profundamente por lo que ambos, de una forma u otra, pueden afectar la salud. Cuando los rayos UV invaden las células de la piel, alteran procesos delicados que afectan seriamente a su crecimiento y a su apariencia.

El efecto más visible es la pérdida de elasticidad, la piel se pone correosa o arrugada, es decir, cuanto más se exponga a los efectos del sol sobre nuestra piel, antes envejecerá. Para proteger las zonas de la piel más delicadas o especialmente claras, que son las que peor trato reciben del exceso de sol, se recomienda la crema solar alta protección SPF50 de Solartea,  sin productos químicos que dañen, por otra parte, la piel.

Protegernos de los efectos que produce el sol sobre nuestra piel

Aunque la piel tiene maneras de prevenir o reparar dicho daño, no es desaconsejable en ningún caso que la defendamos en la medida de lo posible con productos como el reseñado o la crema Multi-protección SPF50, también de Solartea, una marca líder que solo utiliza productos naturales para cumplir su función protectora.

Por sí misma, la piel presenta su propio sistema de defensa, despojándose constantemente de las células muertas de la capa más externa de la piel y reemplazándolas. Si la quemadura solar ha sido intensa, la piel puede pelarse, volviendo a la normalidad en una o dos semanas.

Por lo tanto, debemos ser capaces de encontrar el equilibrio entre las horas de sol que debemos estar y el bronceado que queremos tener sin perjudicar nuestra salud. Una ayuda muy eficaz para protegernos de las radiaciones más dañinas al tiempo que captamos al máximo el bronceado en la piel se deriva de las propiedades de la zanahoria que, como todos sabemos, es un magnífico potenciador del bronceado. Los comprimidos Verde de Zanahoria de Soria natural ejercen esta función potenciadora y protectora al máximo nivel.

Algo que debemos tener muy en cuenta es que a medida que vamos envejeciendo las propiedades de auto regeneración de la piel se van debilitando, por lo que con el tiempo la acción de los ultravioletas puede perjudicar con mayor seriedad la piel y el tejido conectivo que subyace a esta, perdiendo más rápidamente la elasticidad natural y desarrollando líneas y arrugas.

El cáncer de piel, el terror del verano

Cuantas veces, estando tumbados en la arena de la playa a pleno sol, alguien nos ha recordado el peligro de contraer cáncer de piel por exponernos demasiado tiempo al sol, introduciéndonos el terror en los huesos instánmtaneamente y quitando toda sensación de placer que hasta ese momento estábamos sintiendo.

Y es que, efectivamente, demasiada exposición al sol puede aumentar el riesgo de cáncer de piel, un efecto que tiene lugar cuando la luz UV ingresa a las células de la piel y daña el material genético de su interior. Estos daños al ADN producen cambios estructurales en las células y pueden hacer que estas crezcan sin control ni límites, dividiéndose a toda velocidad.

Estos crecimientos pueden generar grupos de células adicionales, conocidos como tumores o lesiones, que pueden ser cancerosos (malignos) o inofensivos (benignos). En cualquier caso, siempre conviene estar orgánicamente protegidos con la ingesta de complementos nutricionales, como Holfit Cúrcuma Plus, que es antiinflamatorio, antioxidante y un fuerte anticancerígeno,

No se trata de un problema menor, más de 2 millones de personas tienen que someterse a tratamientos anualmente para alguno de los dos tipos de cáncer de piel que existen, el carcinoma basocelular y el carcinoma epidermoide, tipos que, afortunadamente, tienen una muy baja incidencia de mortalidad.

No hay mejor forma de proteger la salud de la piel y prevenir el cáncer de piel que limitar el tiempo de exposición al sol, evitando que sea prolongada, combinándola con periodos de sombra, y la acción de luz directa y las horas con mayor incidencia de los rayos de sol (zenit), entre las 10 a. m. y las 4 p. m.

La protección del sol a los niños es especialmente importante, por lo que conviene ejercer sobre ello una adecuada educación en este sentido y utilizar cremas protectoras especiales para estas edades tempranas, como la crema solar Alta protección Baby SPF50 de Solartea. Este producto está especialmente indicado para recién nacidos, niños y madres durante las primeras exposiciones solares y, como todo lo que se ofrece en la tienda de Centro Natural, no contiene químicos que puedan dañar de otra forma la piel de los pequeños.

Breve información sobre los protectores solares

Para concluir este artículo, nos sentimos obligados a ofrecer alguna información sobre los máximos protectores de nuestros cuerpos desnudos frente al sol.

Los protectores solares están etiquetados en función de la capacidad de protección, con un factor de protección solar (FPS) 15, 30 o 50. Esto quiere decir que, si la etiqueta marca un FPS 50, la persona que lo use tardará 50 veces más en quemarse si se compara con el tiempo que tardaría en hacerlo sin usar protector solar alguno.

La eficacia de los protectores solares dependerá de los ingredientes activos, los cuales se descomponen con el tiempo, por lo que hay que comprobar siempre la fecha de caducidad indicada en el envase.

Por otra parte, la cantidad a utilizar y la frecuencia de uso afectarán de forma decisiva en la protección contra el sol; la transpiración y el tiempo en el agua también pueden reducir la eficacia de la protección solar. Así mismo, también hay que indicar que existen protectores solares para partes específicas del cuerpo, como por ejemplo los protectores labiales, en Centro Natural los puedes encontrar de pepita de uva, de aloe vera y propóleo o de Argán y Karité.

En definitiva, protégete del sol, eligiendo las horas y los productos más adecuados, protégete, sin dejar de disfrutar de él, por que el sol sobre nuestra piel también es una cuestión de salud y bienestar.

¿Quieres seguir recibiendo artículos como este en tu buzón de correo?

¿Tienes alguna sugerencia? ¿estás interesado y quieres saber algo de un tema en particular?

¿Te gustaría ser el primero en recibir las ofertas y descuentos en nuestros productos?

Si es así, suscríbete a nuestra newsletter

Y comienza a disfrutar ya, con un descuento del 5 % en tu primera compra

Rellene el siguiente formulario de contacto

    He leído y acepto la Politica de privacidad.

    Si no deseas recibir más nuestro correo puedes anular tu suscripción en cualquier momento