Posiblemente sufras de insomnio y ni siquiera lo sepas, pues a pesar de lo que en principio pudiéramos pensar, no representa únicamente la incapacidad para dormir, el insomnio también engloba a aquellas personas que no tienen una buena calidad de sueño.

Atendiendo a los datos que aporta la Sociedad Española de Neurología (SEN), no nos podemos sorprender de que entremos dentro del grupo poblacional que sufre de insomnio, pues aproximadamente entre el 20 y el 50% de la población adulta soporta en algún momento de su vida dificultad para iniciar o mantener el sueño, o esta dificultad se prolonga constante durante largos periodos. Al menos un 10% de los casos el insomnio viene producido por un trastorno de sueño crónico y grave, cualquiera de nosotros, como decimos, podría incluirse dentro de esta cifra, que podría ser bastante mayor por el alto número de pacientes que no están diagnosticados, y por tanto no saben que están enfermos.

Si somos conscientes de que sufrimos este mal podremos tomar medidas y mejorar sustancialmente nuestra calidad de vida, ya que, como es lógico suponer, la falta de un sueño reparador produce fatiga, cansancio, irritación, etcétera. Problemas de la salud, en definitiva, que nos impiden desarrollarnos con toda la energía que el día a día necesita y, por lo tanto, ser felices. Como primera medida para paliar estos efectos, Centro Natural recomienda Melatofrán en comprimidos, para que al mismo tiempo que comienzas a combatir el insomnio mejores el estado de ánimo.

Conocer el sueño para ganarle el pulso al insomnio

El sueño es vital para una vida saludable, al ser una necesidad biológica debe ser una actividad que necesariamente se aplique correctamente para restablecer el equilibrio físico y psicológico básico que todas las personas necesitamos. El sueño es, como decimos, una necesidad básica del organismo y su satisfacción nos permite la supervivencia, de hecho, gracias a los experimentos realizados con privación de sueño se ha averiguado que, si se elimina por completo la posibilidad de dormir en cualquier organismo, este muere.

Aunque la duración del sueño nocturno varía en función de la edad, y existen periodos de insomnio infantil y estados de insomnio en adolescentes, adultos e incluso insomnio en ancianos, debemos saber que el estado de salud, el estado emocional, la ansiedad y muchos otros factores intervienen directamente en la calidad del sueño. Si tu problema es precisamente la ansiedad, con Holomega Descanso Nocturno vas a tener un tratamiento para reducirla considerablemente y conseguir ese descanso que tanto ansías, es decir, tener una buena calidad de sueño.

Pero ¿Qué consideramos como calidad de sueño? Para definir este concepto con acierto debemos recurrir a tres aspectos básicos según la opinión de expertos y neurólogos: la duración, la continuidad y la profundidad.

Para averiguar por nosotros mismos si tenemos esa calidad de sueño necesaria para un buen desarrollo de nuestras vidas, bastará con preguntarnos si el tiempo que hemos dedicado a dormir ha sido suficiente para sentirnos descansados, frescos y pensamos con claridad al día siguiente. Si no conseguimos estos objetivos ni con la ayuda de comprimidos naturales, como Sedaner, de utilidad y eficacia probada para trastornos del sistema nervioso, es el momento de visitar a un profesional de la salud.

Estos mismos profesionales de la sanidad aseguran que estamos ante un problema bastante serio y que si no se toman las medidas necesarias, el insomnio podría convertirse en un problema de salud mundial.

Un sistema muy eficaz para conocer nuestra propia desviación en relación al descanso y conocer a fondo cómo nos enfrentamos a él, se conoce como la prueba de las Alteraciones del Sueño, que consiste en comprobar los niveles de melatonina en saliva en diferentes momentos de la noche, lo que permitirá obtener el biorritmo de melatonina que poseemos y detectar cualquier desviación respecto al patrón normal, tanto en horarios como en intensidad.

Con este método podremos tener una idea clara de a qué tipo de insomnio nos enfrentamos.

                               Tipos de insomnio

Como hemos visto, aproximadamente el 50% de los adultos padece insomnio en algún momento de su vida, un trastorno que como norma general es un síntoma de otro problema, para tratarlo se hace necesario actuar sobre aquello que lo origina, que se pueden clasificar cómo se detalla a continuación.

Según su causa

Insomnio extrínseco:  es aquel originado por causas externas, son las llamadas alteraciones en la higiene del sueño, y puede ser por el consumo de ciertas sustancias contrarias al descanso, como cafeína o alcohol, y también por vivir situaciones de estrés,  sufrir los efectos del jet-lag, para lo que se recomienda el uso del Melatonin Travel, con el que se consigue volver al ciclo normal de sueño-vigilia y a un ciclo circadiano normal, reduciendo las consecuencias del jet-lag en los viajes.

Insomnio intrínseco: es, en contraposición a los anteriores, causado por factores internos, como el insomnio psicofisiológico, insomnio primario, apneas obstructivas del sueño, síndrome de las piernas inquietas y alteraciones cronobiológicas.

Según su origen

Insomnio orgánico: es aquel que está relacionado directamente con una enfermedad orgánica.

Insomnio no orgánico: se da cuando el insomnio se relaciona con trastornos mentales.

Insomnio primario: este tipo aparece cuando el problema no se relaciona con otras enfermedades, para estos estados naturales de insomnio se recomienda el uso de Obedorm Plus, un complejo nutricional que ayuda eficazmente a regular el ritmo natural del sueño.

Según la duración

Insomnio transitorio: llamado así cuando su duración no excede de varios días. Sus causas pueden deberse a cambios excepcionales de las condiciones ambientales del sueño, estrés situacional, enfermedad médica aguda, cambio de turno de trabajo, jet lag, consumo de cafeína, alcohol, nicotina, drogas, exceso de trabajo, exámenes, que debilitan las defensas naturales del organismo y no dejan dormir. Para estos casos en los que es necesario mejorar la calidad del sueño y además aumentar la capacidad de la memoria y el sistema inmune, nada mejor que HoloRam Dormisol, pues actúa precisamente relajando la mente y el cuerpo mientras fortalece el sistema inmune, incrementando la memoria y la capacidad del aprendizaje. Ideal para periodos de estudios.

Insomnio de corta duración: es aquel que se da cuando su duración alcanza las tres semanas. Recurrente en situaciones de estrés o transformaciones profundas de las condiciones de vida, como puede ser una hospitalización, un fuerte trastorno emocional, dolores físicos, vivir en altitud, condiciones tensas en un matrimonio, casos de divorcios, cambios de residencia, duelo, etcétera.

Insomnio crónico: este caso es debido normalmente a enfermedades físicas (insomnio por menopausia) o psiquiátricas crónicas, por lo que se necesita la actuación personalizada de un profesional experto.

Consejos para combatir el insomnio de forma natural

Todas las medicinas aconsejadas durante este artículo tienen procedencia natural, por lo que con su consumo estamos libres de efectos secundarios de ningún tipo. En cualquier caso, se aconseja hablar con los expertos de Centro Natural para que la recomendación pueda ser más personalizada y, por lo tanto, recibir un asesoramiento más directo y efectivo.

En cualquier caso, para lograr alcanzar un sueño más acorde con nuestras necesidades, que nos proporcione suficiente descanso para estar activos física y mentalmente, hay otras acciones que podemos implementar en nuestro propio entorno.

En relación a las costumbres que deberíamos adoptar para dormir mejor, podemos tener en consideración consejos como el de utilizar la cama solo para dormir o relacionarnos íntimamente con nuestra pareja, nunca para trabajar, ver la televisión, usar el portátil o el smartphone.

Muchos de los remedios para el insomnio se alcanzan solo con cambiar pequeños hábitos, como los mencionados, y también el de evitar comidas pesadas, con demasiada grasa, harinas refinadas o azúcares, por supuesto habrá que evitar el consumo de alcohol o café antes de ir a dormir.

Igualmente importante es cambiar hábitos que nos molestan para dormir e incorporar nuevas costumbres que consigan una desconexión y la suficiente paz y relajación como para alcanzar el sueño, rápida y profundamente. Puedes incorporar aromas a lavanda o azahar en tu dormitorio, realizar un poco de meditación o ejercicios de respiración que relajen y te vayan desconectando del mundo real y acercándote al mundo de los sueños. Existen ciertas músicas que están consideradas atractivas para el sueño. Si decides leer algo, que sea relajante, evocador, nada de informes de oficina, solo literatura que ayude a la desconexión.

¿Quieres seguir recibiendo artículos como este en tu buzón de correo?

¿Tienes alguna sugerencia? ¿estás interesado y quieres saber algo de un tema en particular?

¿Te gustaría ser el primero en recibir las ofertas y descuentos en nuestros productos?

Si es así, suscríbete a nuestra newsletter

Y comienza a disfrutar ya, con un descuento del 10 % en tu primera compra

Rellene el siguiente formulario de contacto

    He leído y acepto la Politica de privacidad.

    Si no deseas recibir más nuestro correo puedes anular tu suscripción en cualquier momento